Respeto entre vecinos

Convivir con los vecinos

A lo largo de nuestra vida, y salvo algunas excepciones, es habitual tener que convivir con los vecinos de nuestra comunidad. Encuentros en la escalera, en el garaje, en el ascensor, o en cualquier otra dependencia comunitaria. Hay que procurar ser educados con todos los vecinos, aunque alguno de ellos no sea de nuestro agrado. Tener un trato educado con todos ellos facilita, en buena medida, la convivencia. Es por el bien de todos. Tenemos que ser amables siempre.

Obligaciones

Cuando se vive en comunidad hay que respetar las normas y cumplir ciertas obligaciones, para que todo funcione correctamente. Si con alguna norma no estamos de acuerdo, podemos decirlo en las reuniones, pero no “hacer la guerra” por nuestra cuenta. Debemos sacar la basura -si no tenemos un portero contratado-, limpiar la parte de escalera que nos toque con la regularidad acordada -si no hay contratado un servicio de limpieza-, tenemos que cerrar la puerta del portal y la del garaje, etc. El incumplimiento de estas reglas suele ser causa de muchos conflictos en las comunidades de vecinos.

Discrepancias

Son relativamente frecuentes las discrepancias de pareceres sobre los más diversos temas en muchas comunidades de vecinos. Debemos tener en cuenta que las comunidades de vecinos se rigen por mayorías que son las que deciden. Si aún así, no estamos de acuerdo, hay que utilizar los cauces legales para reclamar, pero no podemos romper la armonía de la comunidad. Hay que respetar a todos los vecinos y los acuerdos que se toman en las juntas oficiales. También tenemos que respetar la intimidad de los vecinos y la de su buzón (es un delito abrir la correspondencia ajena). También debemos evitar, en la medida de lo posible, las críticas a los vecinos y menos en su ausencia.

 

“Tener un trato educado con los vecinos, facilita la convivencia”

No se admiten más comentarios